BIBLIOTECA / LITTLE NEMO in Slumberland de Winsor McCay


LITTLE NEMO
Winsor McCAY
Editorial EverGreen


Es difícil describir en pocas palabras lo que es "Little Nemo in Slumberlad" ilustrado por Winsor McCay, pero siempre será mejor poder mirar de cerca esta desorbitante e increíble tira cómica, que el artista norteamericano publicaba todos los domingos en el NewYork Herald a principios del siglo XX entre 1905 y 1914, la cual no deja de abrumar por la experimentación en el dibujo, la composición del espacio y las viñetas, o el color y su narrativa surrealista.


¿Qué tenía Winsor McCay en la cabeza? Solo sabremos que fue un pionero en plasmar los sueños, mucho antes que el surrealismo, a tal punto que icónicos artistas de este movimiento como Dalí y grandes del cine como Federico Fellini han revelado la directa influencia de la historia de Nemo en sus obras, ese niño que cada vez que se acostaba a dormir abría una puerta para que sucedieran un sin fin de situaciones; su cama empezaba a elevarse y caminar llevándolo a aventuras con el rey de los sueños Morfeo; salía a encontrarse con una princesa sin nombre; o con cientos de seres que al final siempre lo hacían despertar desorientado, o cayéndose de su cama.
                                 
Se han realizado varios homenajes e intentos de llevar esta obra al cine animado, de hecho en 2014 salió una buena reinterpretación impresa con el guion de Eric Shanower  y el dibujo del chileno Gabriel Rodríguez llamada "Little Nemo Return to Slumberland", pero siempre será un placer poder ver la versión original.

Little Nemo es toda una obra maestra en el cómic, y la edición que nos presenta la editorial EverGreen (2000) con 428 páginas de pura imaginación hace querer detallar cada recuadro y darse cuenta porque esta obra maestra fue pionera en muchos aspectos, tanto en el cómic como en otras disciplinas de las artes visuales. Litle Nemo es infinito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada