GUSTI en Colombia: ¿Qué pasa cuando un dibujante es papá de un hijo con síndrome de down?





¿Qué pasa cuando un dibujante es papá de un hijo con síndrome de down?
Conferencia de Gusti

Gusti en CasaTinta momentos antes de la conferencia

Trisomía 21. Síndrome. Cromosomas extras. Son términos pertenecientes a un vocabulario científico lejos del mundo de la ilustración. ¿Cómo se pueden vincular estos conceptos con un personaje mitad argentino mitad, mitad español, de personalidad descomplicada y ecléctica, que le gusta dibujar y es todo un trotamundos?

La paradójica respuesta se vincula de una manera directa e íntima a Gusti, dibujante e historietista de origen argentino y radicado en Barcelona, pues su vida cambió radicalmente hace ocho años al nacer su hijo Mallko, diagnosticado con "Síndrome de Down".

Con una espontaneidad auténtica, Gusti nos confesó que esta situación lo sacó de su castillo de comodidad. Y como suele suceder en estos casos dijo que en un principio no aceptó a Mallko, haciendo una comparación entre el dibujo y la vida:

"A veces con los hijos pasa como con el dibujo : no te salen como los imaginas."

Él dice sin rodeos que no quería hablar de Mallko por el dolor que le causaba recordar anécdotas relacionadas a la frustración, la rabia y la incertidumbre que sentía por tener un hijo con esa particularidad. Su dilema era cómo dibujar el dolor y la imposibilidad de aceptación que sentía.




Quería que el resultado fuera un libro álbum, un cuento, una especie de documental, lo que le permitió hacer todo un paralelo entre el dibujo y la vida, que fue el fundamento para el libro "Malko y papá". Después de varias vueltas sobre la idea sin muchos avances apareció el ilustrador español y amigo Jorge Gonzalez con la idea de hacer un colectivo de ilustradores donde cada cual debía elaborar un libro personal. Gusti en un principio pensó algo diferente a su situación, pero a Jorge González le dijo que quería algo de sus entrañas: "quiero que hables de Mallko”.



El libro resultó ser un conjunto de anécdotas, no necesariamente lineales, que reunían un sin fin de situaciones entre él y su hijo. Dibujó todos los días a Mallko de diversas maneras, explorando desde lo convencional a lo más expresivo. Toda una montaña rusa de aventuras y eventualidades, que lo llevaron a pasar por la censura, por el conflicto personal, el camino a lo primitivo, el navegar por la tristeza y por la felicidad como un proceso de reconocimiento.

"La solución a los problemas estaba sobre un papel en blanco"

Dibujar para Gusti sirve para la vida. Es la herramienta para dejar allí todos sus sentimientos. Y después de haber tachado y botado centenares de dibujos a la basura (según él, “los crucificó como a Cristo”) recalcaba como tiempo después volvió a ver esos dibujos de otra manera, como joyas preciosas. 


En “Mallko y papá” se sacó el peso de querer hacer algo virtuoso, darse cuenta que en el dibujo elemental estaba todo. El libro además de desmitificar mitos y mostrar con humor como se lleva la vida con un hijo tan particular, le permitió aceptar las cosas como son. En el arte no importa la discapacidad que se pueda tener, de hecho no existe discapacidad alguna, solo el resultado en sí mismo.

Por otro lado, este libro permitió a Gusti hacer una relación directa con fundaciones que trataban a personas con diversos síndromes, lo que lo llevo trabajar con ellas en talleres de creación. Allí observó cómo se conectaban de forma más espontánea con el material, haciendo una relación de iguales. Para Gusti, ellos descubren el espíritu de las cosas sin saberlo y mucho menos sin pretenderlo, lo que les da un resultado auténtico que les permite comprender el mundo de otra manera, y estar en el presente con el dibujo.




Dos años de procesos y vaivenes resultaron en un libro cargado de fuerza que concluye en la respuesta a la pregunta: ¿Qué pasa cuando un dibujante es papá de un hijo con Síndrome de Down? Para Gusti, no pasa nada anormal más allá de conocer lo puro y lo inesperado de una persona que vive cazando siempre el espíritu de las cosas.




SOBRE GUSTI
http://gustiart.com/

Cursó estudios en la Escuela de Arte Fernando Fader donde se recibe con el título de Técnico en Diseño y Promoción Publicitaria. Ha ilustrado y escrito numerosos libros infantiles y ha sido premiado en varias ocasiones, LA MANZANA DE ORO de Bratislava, el premio Nacional de Ilustración, el premio Lazarillo entre otros.

Sus libros han sido publicados en más de 20 países y en editoriales tan prestigiosas como: Gakken (Japón), Grimm Press (Taiwan), Nord süd Verlag (Suiza), Hachette (Francia), Edelvives, SM, Anaya, (España) Océano (México).

Ha sido creador junto al escritor Alcántara de la serie de animación “Juanito Jones” con la productora Cromosoma y la serie Edebits con la editorial Edebé.

Gusti ha dado clases en diferentes centros y escuelas, desde hace 10 años imparte un postgrado de ilustración en la escuela de diseño Eina.

Es cofundador de la asociación sin ánimos de lucho WINDOWN-LA VENTANA para trabajar por una sociedad más inclusiva desde las artes plásticas, realizando talleres inclusivos con personas con diferentes capacidades.

Es Director Artístico en la Casa de Carlota un estudio de diseño que trabaja con personas con discapacidad intelectual y alumnos de diseño en formación.

//  Gusti vino a Colombia invitado por la Cátedra de Sede Jorge Eliécer Gaitan-Diseño Inclusivo de la Universidad Nacional de Colombia







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada